Huelga contra el Plan de Calidad y Mejora de los Rendimientos Escolares en los Centros Docentes Públicos (y contra el uso indiscriminado de las mayúsculas)

Hoy los enseñantes estamos en huelga.

El motivo es el llamado, por resumir, Plan de Calidad, cuyo nombre oficial es el que figura arriba. El tal Plan es la respuesta de la Junta de Andalucía a los muy pobres resultados del Informe PISA, que evalúa el rendimiento de los estudiantes en todo el mundo. España, y especialmente nuestra Comunidad, registra un descenso en capacidades tan determinantes como la comprensión de lo que se lee o la resolución de problemas matemáticos. Un país que reclama un puesto entre los más desarrollados del mundo, apenas aspira a no bajar del nivel medio en educación. Es normal que las autoridades competentes sientan la obligación de hacer algo. Y lo que proponen es esto, en síntesis:

  • Los centros que se adscriban al Plan definirán ciertos objetivos educativos que deberán alcanzar en el plazo de cuatro años
  • Por sumarse a ese propósito de enmienda los profesores recibirán 3000€ el primer año, y hasta 7000 en total durante el resto del periodo.
  • El director del centro evaluará el cumplimiento de los objetivos los tres primeros años, y un organismo por crear lo hará al final. Si la evaluación es positiva el incentivo se consolidará en el sueldo.

Demonios. Qué chollo. ¿Y contra eso nos manifestamos?

Pues sí.

Para empezar porque se trata de lo que la administración llama una medida pionera, es decir, que no se ha probado su eficacia en ninguna parte. Es un invento que la Consejería se saca de la manga sin oír ni consultar al profesorado, al que considera culpable de la deficiente aplicación de sus maravillosos planes educativos. Ninguna de las reivindicaciones que venimos planteando desde hace años (más inversión, disminución del número de alumnos por aula, aumento de las plantillas y equiparación salarial con el resto de las comunidades) se ha tenido en cuenta. A cambio se nos presenta una medida absurda y chapucera envuelta en un soborno tapabocas.

La respuesta de los claustros ha sido de rechazo contundente, sobre todo en secundaria. Sólo un 35% de los centros públicos se habría adscrito a la medida, según la Consejería (incluso menos según los sindicatos). A pesar de la primera promesa de recuperación de una parte del poder adquisitivo que venimos perdiendo desde los 90, hemos decidido mayoritariamente dar la espalda al Plan. Por ineficaz. Por derrochador. Por ofensivo para el enseñante.

Por ser un programa que trata de completar el volatín de ofrecer soluciones al desastre sin proponer una nueva ley, que tendría un coste político que el PSOE no quiere asumir.

7000€ a cambio de admitir que la culpa era nuestra. No de sus planes erráticos redactados de espaldas a la experiencia. No de la falta de inversiones (Andalucía es la Comunidad Autónoma que menos gasta por niño al año). No de su desconfianza hacia el docente, cada vez más un burócrata y menos un educador (un compañero se quejaba en un e-mail de la multiplicación de pequeñas tareas burocráticas a lo largo de los últimos años y concluía: sé enseñar mejor… pero no tengo tiempo). No por la inestabilidad de las plantillas, compuestas en muchos centros por un 50% de interinos sin puesto ni plaza fija, obligados además este año a opositar a la desesperada.

Nuestra.

Y la verdad, no está el horno para que las bofetadas sin manos nos las demos nosotros mismos.

Hoy lo hemos dicho cerrando las aulas. El nivel de indignación es suficiente como para que no sea la última vez si el Plan no se retira. Casi el 75% de los profesores de secundaria se ha quedado hoy en casa, y más de la mitad de los de infantil y primaria. Algunos deberían tomar nota, y eso incluye a CC.OO. y UGT, que han criticado la huelga. ¿Será porque sus liberados también percibirán esos 7000€ a cambio de nada?


En la prensa:

  • [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] (Diario de Sevilla)
  • [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] (Diario de Cádiz)
  • [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] (La Voz Digital)
  • Convocatoria de CGT

4 thoughts on “Huelga contra el Plan de Calidad y Mejora de los Rendimientos Escolares en los Centros Docentes Públicos (y contra el uso indiscriminado de las mayúsculas)

  1. Menos mal que te he pillado en activo, porque he intentado hacer un seguimiento de la noticia en eso que llaman blogosfera educativa y poco he encontrado. Mucha gente no es de esta comunidad, es verdad, pero en Madrid también hay movida y me extraña que sigamos hablando de la web 2 y de los mapas conceptuales cuando está la peña en la calle pegando gritos. Perdonad la indignación. Con tu permiso difundo tu entrada que te ha salido redonda, como si supieras de lo que hablas, jjj.

  2. “Los colegios de ricos, dijo un escritor alemán, tienen profesores. Los colegios de pobres tienen ordenadores.”

    “Para qué queremos un Estado si no es capaz de garantizar el derecho constitucional a la educación (la Constitución dice educación, no dice guarderías de adolescentes, no dice el derecho a que los hijos estén apartados de los padres ocho horas al día para permitirles trabajar); si no se puede dar un vuelco en los presupuestos y en la normativa; si la práctica de pagar horas extraordinarias a las profesoras se considera una medida decente para evitar el fracaso escolar; si hay inspectores que dicen a los profesores: en una empresa privada y con este nivel de suspensos, ya te habríamos despedido; si el objetivo no es que los alumnos aprendan, sino que parezca que aprenden; si las consecuencias del informe PISA se limitan a un editorial por periódico el día siguiente de su publicación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *