Formación audiovisual

centauros

Este es el primer verano en varios años que dedico al dolce far’ niente. No en exclusiva, como he ido contando, pero en principal medida.

Una de las actividades en las que más empeño gratuito he puesto (además de la playa, Pablo y los amigos) ha sido recuperar algunas de las películas que, por haber sido pasto de los hongos, acabaron el año pasado en el contenedor de plásticos. Más de 400 títulos en VHS devorados con el mismo inquebrantable tesón con el que fueron adquiridos; unos comprados, otros regalados, la mayor parte grabados a altas horas de la madrugada cuando aún era posible encontrar en la tele películas de Godard, Resnais, Wenders, Lynch, Kaurismaki… o de Robert Mulligan, John Ford, Jacques Tourneur, Orson Welles…

Lógicamente la única opción viable para recuperar parte de lo perdido es el P2P, estratégicamente combinado con compras de DVDs en ediciones baratas. Hace mucho que dejé de buscar en la programación de TV ciclos como aquel de clásicos del cine negro que emitía el programa Pista Libre los sábados por la mañana. O películas de Michael Curtiz los sábados por la tarde, o de Tourneur por la noche, o de Roger Corman para la resaca de los domingos. Actuamente ver cine por televisión es una experiencia insoportable con contadas excepciones, tanto por la tortura de las pausas publicitarias como por los propios títulos que programan.

Volver a ver esas pelis me ha hecho más consciente de la importancia que tuvieron en mi formación emocional y estética. Ahora la pregunta es: ¿qué oferta equivalente tienen hoy los chavales? Desde luego nada en los medios tradicionales y tampoco en los centros educativos.

Nos parece impensable que un alumno atraviese el sistema educativo sin haber leído al menos algún capítulo de El Quijote. Las novelas de Jack London, Stevenson o Verne no son raras en la sección juvenil de las librerías que merezcan ese nombre, pero el único contacto probable que un adolescente puede tener con los clásicos del cine se limita a chatos remakes para televisión de las películas menos problemáticas.

Menos mal que existen las series de HBO y el P2P. Lo contrario sería para preocuparse mucho.

Así que he empezado a darle vueltas a una idea sobre videotecas de centro que a ver dónde acaba.

————–

Para quien lo necesite, las herramientas que me han ayudado este verano a recuperar las pelis perdidas han sido (no necesariamente en este orden);

Para conseguir las pelis:
Jdownloader
Vuze
FilesTube
Vagos
Pordescargadirecta.com
Cultivadoresdeculto.com
FNAC.es

Para catalogarlas:
VisualDivX

Para copias de seguridad, ripeos, conversión de formatos, edición de subtítulos y demás:
Avidemux
Subtitle Workshop
DVDFlick
DVDShrink
WinX DVD Ripper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *