Volviendo al email

Muy buenas.

¿Recordáis cuando no había Facebook ni Google+ ni Tuenti y nos manteníamos en contacto por el correo electrónico? Bueno, pues he vuelto a eso. Me he cansado de que Facebook me sugiera amigos (algunos con muy mala puntería), decida qué mensajes de qué contactos me van a interesar y, en general, me haga el comunicarme tan fácil y tan digerible. Me he cansado del pagerank de Google, del interestingness de Flickr y del newsfeed de Facebook. Y he vuelto al correo electrónico, más o menos.

Eso significa que vais a empezar a recibir (otra vez) mensajes míos sobre cosas que me parecen interesantes. La buena noticia es que podéis borraros vosotros mismos de esta lista (hay un enlace abajo del todo en la versión email), o cambiar la dirección de correo donde queráis recibirla, o suscribiros más adelante. Para dejarlo todo todavía más sencillo:  si respondéis por email a algún mensaje esa respuesta sólo me llega a mí, y si queréis dejar algún comentario público podéis hacerlo en Twitter, en Facebook o en mi blog (enlaces al final de cada mensaje). Espero que no sea un lío. Y si lo es, que sea para bien.

En fin, que iréis recibiendo cosas de vez en cuando. Nos vamos viendo.

Postdata

A los compañeros del Almadraba os sonará esto porque uso el mismo sistema para la web del IES. Como había que hacer pruebas, lo hice primero en mi blog, y ya que está… po eso.

2 thoughts on “Volviendo al email

  1. Muy buena iniciativa, compañero; las redes sociales son cada vez más invasivas y les entregamos sin pudor, con total transparencia, parcelas enteras de nuestras vidas. Hasta Orwell se queda corto en ese mundo inquietante y cada vez más real que desdibujó en su 1984. Los escándalos acerca del fichaje a gran escala de Facebook por ejemplo se multiplican; lo que uno borra en su página o muro sigue en el servidor de Facebook. Me gustó al principio la idea de foro y la idea de contactar con viejas amistades pero los fallos de puntería a los que aludes intentaban ponerte en contacto con gente que a lo mejor nunca habías tragado o con simples curiosos proclamados amigos.
    Ahora bien, mamoncete, un mail de vez en cuando, vale, pero sobre todo contesta a los que se te manden.
    un abrazo,
    Pepe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *