¿Tarifa, Smart City?

Hace un par de días el Ayuntamiento de Tarifa anunció la puesta en marcha de una aplicación para móvil llamada Participa Tarifa. Copio parte del comunicado:

Tarifa sigue situándose a la vanguardia de las nuevas tecnologías y da un paso más en la virtualización de sus servicios. De hecho, esta iniciativa ha sido valorada también como un segundo estadio dentro del proceso de digitalización de la administración pública.
“Tarifa se acerca cada vez más al concepto global de las llamadas Smart Cities y adopta así una iniciativa que demostradamente ha sido útil en poblaciones turísticas y ciudades con un número mayor de habitantes”, destacó Gil García.

Uno está acostumbrado ya a la retórica vendehumos, pero… ¿’a la vanguardia de las nuevas tecnologías’? ¿’Smart City‘? A ver, igual han estado trabajando en esto tenaz y discretamente durante meses y Tarifa ha dado un paso de gigante sin avisar. Esto había que verlo, así que me instalé la aplicación.

Continue reading

Desenmascararse

Sigo desde hace algún tiempo el perfil de Facebook del artista Francesc Torres, perfil que usa para plantear reflexiones, compartir hallazgos y pensar en voz alta (no tanto para la autopromoción, como demasiados otros).

Hace unos días alertó sobre la publicación de un texto de Avelina Lésper como ‘aportación a Podemos’. La duda era si el texto había sido aprobado en algún círculo y si en algún grado reflejaba algo parecido a una postura oficial de Podemos con respecto a la cultura y el arte.

Lésper se ha hecho popular como azote del arte contemporáneo, al que acusa de manera bastante indiscriminada de ser una estafa, metiendo en el mismo saco a especuladores, críticos, artistas, coleccionistas, políticos… Nada nuevo en realidad, un nuevo episodio de pompierismo internacional. La formulación de su ‘manifiesto Podemos’ recoge bien la línea de sus posiciones habituales, al menos hasta donde la he leído, que tampoco ha sido en extenso. Fundamentalmente compone una propuesta superficial y ambigua que mezcla aspectos en los que es fácil estar de acuerdo (la denuncia de la utilización del arte como valor especulativo fácilmente manipulable) con otros claramente reaccionarios, caprichosos y dirigistas.

El análisis de Torres sobre el mencionado manifiesto la desenmascara bien, y la discusión generada por su respuesta tiene interés propio. Pero lo que me ha llamado la atención es la parte que se centra en el funcionamiento de los círculos Podemos.

Continue reading