“Que les corten la cabeza”

Varias consideraciones acerca del encarcelamiento de varios tirititeros en Madrid acusados de apología del terrorismo:

  1. Manda cojones que la agenda mediática española la impongan episodios como este.
  2. Quienes abusan de la acusación de apología del terrorismo hacen el mismo favor a sus víctimas (las del terrorismo, no las suyas propias) que quienes inventan acusaciones de violación o maltrato a las víctimas reales de tales felonías. Destinar recursos y tiempo a investigar y juzgar asuntos como este entorpece la investigación de delitos reales, e insensibiliza a la población. El cuento de Pedro y la ETA el lobo.
  3. España tiene un problema con su prensa. Una democracia sin prensa independiente es una ilusión. Y los grandes (grandes por difusión) medios de comunicación en España se pliegan tan exactamente a los intereses de sus amos que apenas cumplen su función. La manera como han atizado el incendio ocultando o desfigurando los hechos da vergüenza ajena.
  4. La corrección política es hermana de la censura. Que haya logrado asentarse sin esfuerzo que el derecho a no sentirse ofendido deba protegerse más que el derecho a opinar es síntoma de una sociedad acobardada e infantil. La reacción acomplejada del Ayuntamiento de Madrid sería decepcionante si no hubiese sido la tónica desde el primer día.
  5. ¿Los jueces leen literatura en España? ¿Lee el juez Ismael Moreno? ¿Qué lee, que tan escandaloso le parece lo representado en el guiñol de marras? Y no, por favor, no me vengan con que el problema era el público infantil, que aquí se ha decretado prisión preventiva contra dos tipos por hacer teatro. Sería tan triste que todo fuera un problema de simple y llana incultura…
  6. Pero no, lo que motiva esto es la lucha por el poder, no tanto en el Ayuntamiento de Madrid, que también, sino especialmente para enseñar al PSOE lo que puede ser un pacto sin el beneplácito de los poderes fácticos: “¿Te vas a echar novia sin pedirnos permiso? Ni de coña”.
  7. A todo esto, Albert Rivera se descuelga ayer tarde con el siguiente tuit, poco después de apoyar la detención: “En esta nueva transición debemos despolitizar la cultura, la educación o la justicia, para que sean cuestiones de estado y para todos.“. Vamos a ver. ¿Qué entiende Rivera por ‘despolitizar la cultura’? Si, como demasiado a menudo leemos y escuchamos lo entiente (erróneamente) como sinónimo de ‘dejar al margen de la lucha partidista’, el comentario contradice su postura. No me cabe duda de que los detenidos han recibido una cornada que iba destinada a los adversarios políticos de la caverna. Pero si emplea la palabra ‘política’ en su estricto sentido lo que está proponiendo es una depuración ideológica: despojar de contenido político la cultura sería, además de imposible, desarmar el pensamiento, despojarlo de utilidad social, reducirlo a adorno y espectáculo idiotizante. Más: si para despolitizar la cultura lo que se propone es encarcelar a quienes practican una cultura disidente (de la calidad que sea, que no es el tema), eso, amigos, se parece al fascismo como Pili a Mili. ¿O exagero?

Nueva ley contra el Crowdfunding en España: límites y multas de hasta 200.000 euros

Lo lamentable de esto es que el crowdfunding se ha convertido en la única posibilidad de financiación para proyectos de orientación social, no comerciales y culturales.

¿No quieres mordaza? Pues con dos nudos

Como suele ocurrir siempre, la tecnología e Internet van siempre un paso por delante con respecto a la legislación. El crowdfunding es una fuente de financiación para emprendedores o proyectos que cada vez está más de moda, de hecho, en ALT1040 proclamábamos que 2013 fuera un año clave para este sistema de intermediación financiera.

Tal y como podemos leer en El Confidencial, la financiación participativa de estos emprendedores se podrá canalizar de tres maneras distintas: mediante emisión o suscripción de valores, emisión o suscripción de participaciones de sociedades de responsabilidad limitada o la solicitud directa de préstamos. En las dos primeras modalidades la supervisión vendrá por parte de la CNMV y en el último caso corresponderá al Banco de España. Este proyecto de ley no está en la página del congreso, ni como proposición ni como reforma.

vía Crowdfunding en España: límites y multas de hasta 200.000 euros.

‘El Caso Rocío’: el documental de un documental censurado | Periódico Diagonal

“Pregunta hoy en Almonte por Rocío y te dirán que ni se te ocurra ver eso”, exclama José Luis Tirado, pese a que ya han pasado más de 35 años desde que un equipo encabezado por Fernan­do Ruiz Vergara rodara este documental sobre la romería del Rocío. Las presiones por silenciar esta cinta no han cesado desde su estreno en 1980. Tirado reconoce incluso que presionaron al Festival de Cine Europeo de Sevilla de 2013 para que El Caso Rocío se incluyera junto a una programación rociera. El Festival no cedió y la cinta se estrenó en solitario.

vía ‘El Caso Rocío’: el documental de un documental censurado | Periódico Diagonal.

Manifiesto ‘En defensa de los derechos fundamentales en internet’

Reproduzco íntegro el manifiesto redactado por Enrique Dans que está siendo secundado masivamente. Hay también un grupo en Facebook al que puedes unirte.

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

desdeEl Blog de Enrique Dans.