Una mirada crítica a la propuesta de Google ‘DevArt’

Developers were invited to use their skills for a chance to win a production budget of £25,000 by creating a new art project which – yes – was required to used at least one Google technology, whether languages, toolkits, platforms and APIs.

The commission was, Google announced excitedly, part of a whole new movement in art which they christened ‘DevArt’ – art which was ‘made with code, by developers that push the possibilities of creativity and technology’.

For anyone with any knowledge of art history, this claim comes across as somewhat tin-eared. Computer, or digital, art has been around for over 50 years: in the early 1960s Desmond Paul Henry and A. Michael Noll explored what artistic practices could be engendered through computer programs, and Manfred Mohr ran the first ever computer-generated art show in 1971. But pulling back to the wider history of arts patronage, and the relationship between technology and the arts, highlights that Google’s sponsorship might indeed usher forth a new form of artistic engagement – but not necessarily in the way that’s being presented.

vía DevArt: Google’s powerful new move to arts patronage | Science | theguardian.com.

Google y el arte digital español | Cultura | EL PAÍS

Google se convierte en mecenas artístico y para sus primeras producciones ha elegido tres de los mejores artistas digitales del momento, entre los que se encuentra el dúo de creadores Mar Canet (Barcelona, 1981) y Varvara Guljajeva (Tallin, 1984). Según Steve Vranakis, director del Google Creative Lab, el principal objetivo de esta nueva iniciativa es “inspirar los nuevos desarrolladores a través del arte”.

Por esto ha encargado a Canet & Guljajeva, asentados en Barcelona, al alemán Karsten Schmidt y al estadounidense Zach Lieberman, la producción de tres obras inéditas para Digital revolution: an immersive exhibition of art, design, film, music and video games, la exposición organizada por la Barbican Gallery de Londres, que se anuncia como el mayor evento expositivo de arte interactivo hasta la fecha.

vía Google y el arte digital español | Cultura | EL PAÍS.

Google puede usar tu cara y datos personales en sus anuncios

Ya, ya, sé qué vas a decir: que si es lo mismo que las pamemas sobre si Facebook va a ser de pago o que si reenvías noséqué mensaje a 10 coleguis salvas un gatito de morir de cirrosis quística. Antes de que aporte pruebas, una pregunta: ¿alguna vez habéis recibido de mi parte bulos, cadenas y demás memeces? Pues eso. Y  ahora la prueba:

Si tienes una cuenta de Google, podemos mostrar tu nombre de perfil, la foto del perfil y las acciones que realices en Google o en aplicaciones de terceros conectadas a tu cuenta de Google (como hacer +1, escribir reseñas y publicar comentarios) en nuestros Servicios, incluida la aparición en anuncios y en otros contextos comerciales.

Condiciones de servicio de Google actualizadas

Bien. Igual no te importa, pero a mí particularmente no me hace la menor gracia. Me imagino mi careto recomendando acciones de Bankia y me da un telele. Por fortuna hay un modo muy sencillo de evitarlo:

Respetaremos las opciones que elijas para limitar lo que quieras compartir o la configuración de visibilidad de tu cuenta de Google. Por ejemplo, puedes configurar la cuenta de forma que tu nombre y tu foto no aparezcan en un anuncio.

Lo que no te dicen es cómo. No van a ponértelo fácil, amigo. Para eso estoy yo:

  1. Ve a Recomendaciones compartidas
  2. Desmarca la casilla ‘En función de mi actividad, Google puede bla bla bla bla…’
  3. Clic en Guardar
  4. Puedes respirar tranquilo unos segundos hasta el siguiente ataque a tu privacidad

Fuente: http://gizmodo.com/googles-going-to-start-sticking-your-face-and-name-in-1443861985/1462317340/@ace

Según un estudio…

Reconozcámoslo, todos tenemos en nuestro agregador algún feed decididamente estrambótico. Es la ventaja del remix informativo, que combinando los buscadores, la tecnología RSS y, si me apuras, Yahoo Pipes, te configuras una fuente de noticias tan ajustada a tus intereses que asusta. Claro, la ventaja de eso es que dispones de más tiempo para utilizarlo en patochadas.

Por ejemplo, hace meses me suscribí al sintagma ‘Según un estudio’. El porcentaje de información valiosa que me proporciona es inversamente proporcional a lo que me río con ese hilo.

El descubrimiento de hoy es particularmente sagaz: Las personas más nerviosas suelen ser de derechas, según un estudio científico

Otros hitos científico-estadísticos:

Y así todo