Ceuta, la prensa impresa y la LPI

Tres episodios aparentemente inconexos que dan una idea de la liquidación de las libertades democráticas a que estamos asistiendo.

  1. La Guardia Civil repele con material antidisturbios un intento de atravesar la frontera hispano-marroquí. El resultado: 15 muertos. Desde que esto ocurrió, el director general de la GC y el Ministerio del Interior han difundido informaciones contradictorias. Es decir, han mentido.
  2. El gobierno presenta una reforma de la Ley de la Propiedad Intelectual que, entre otras cosas, establece un canon para las webs de enlaces a noticias que recaudará CEDRO (la SGAE de la prensa escrita, para entendernos). Los beneficiarios de ese canon serán, como podéis imaginar, [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]. Los principales perjudicados, los medios independientes de agregación de noticias, la mayoría de los cuales, simplemente, no podrán sobrevivir.
  3. Dos de los periódicos de mayor tirada en España (El mundo y El País) nombran nuevos directores. El Mundo se deshace de Pedro J, que había puesto al gobierno de Rajoy en su punto de mira. El País hace ya tiempo que empezó a escorarse (más) a la derecha, y el cambio de dirección refuerza esa tendencia. Desde la propia redacción se han producido quejas sobre la nueva línea editorial, particularmente amable con el gobierno.

Hay dos portadas que resumen magníficamente la conexión entre los tres episodios: una infame, de El País del 17 de febrero, y otra ridícula, de ABC. La primera agita el espantajo de las hordas de africanos preparados para asaltar España; la segunda agita el espantajo de la piratería para justificar el regalo que están a punto de recibir del gobierno en forma de nuevo canon digital.

Pero vamos por partes:

La muerte de 15 personas (15 más) durante un enfrentamiento con la Guardia Civil me parece un asunto suficientemente grave y bochornoso como para que los responsables se lo tomen en serio. Y, bueno, si el índice de lo en serio que se toma las cosas el PP es el número de mentiras y tergiversaciones que le dedican (Prestige, 11M…), pues sí, parece qe se lo han tomado en serio.

Resumámoslas:

  • Primero afirmaron que no se había empleado material antidisturbios. De hecho la primera versión negaba incluso que hubiese intervenido la Guardia Civil.
  • Negaron también que hubiese grabaciones de las cámaras de vigilancia sobre el incidente.
  • Dijeron que los inmigrantes no habían pisado suelo español.
  • Cuando se hizo obvio que sí había ímágenes de vídeo, difundieron un montaje manipulado que escamoteaba lo principal: el momento en el que se producen las muertes
  • Al aparecer imágenes de africanos custodiados por la CG en la propia playa (suelo español), afirman que la frontera internacional entre España Marruecos la define la propia Guardia Civil. Toma ya derecho internacional.

Por supuesto, lo más grave es la muerte de 15 inocentes y la increíble actuación de un cuerpo de seguridad más preocupado por la inviolabilidad de la frontera que por la vida humana.

Pero además, en democracia, semejante rosario de falsedades debería tener consecuencias. Si no las tienen es en parte porque la prensa afín al poder avala al mentiroso. Un repaso a la cobertura que ABC, La Razón o El Mundo han hecho del tema sería suficientemente ilustrativo de lo que digo.

El País es el único periódico de gran tirada (El Diario y Público tienen una distribución más modesta) que desde el principio había dado espacio y credibilidad a las voces que alertaban sobre el uso de balas de goma y botes de humo, la devolución ‘en caliente’ (ilegal en España) y la ausencia de Cruz Roja o Salvamento Marítimo en la playa del Tarajal.

Pero eso fue antes del 16 de febrero. El 17 decide sacar en portada un titular: ‘30.000 subsaharianos preparan el salto a Europa por Ceuta y Melilla’, que motivó encendidas protestas de sus lectores y de parte de su redacción. ¿Ocurrió algo los días anteriores que explique este alineamiento súbito con la prensa sumisa al gobierno?

Dejemos que lo explique el ABC:

¿Que qué tiene que ver? Veamos: hasta ahora los principales medios del poder para garantizarse el favor de la prensa eran la publicidad y los consejos de administración. La retirada de dinero público para publicidad en El Mundo y El País ha supuesto una pérdida de ingresos para ambos que ha puesto en riesgo su propia supervivencia. Un palo. En esa situación, forzar un cambio de director y de línea editorial es pan comido. Si además añades una jugosísima fuente extra de ingresos en forma de canon… La zanahoria.

De eso va esto. De laminar toda discrepancia por las malas o por las buenas.

Pero es peor.

¿Quién va a pagar ese canon que salvará del hundimiento a la prensa escrita en España? Los medios se refieren al nuevo impuesto como ‘Tasa Google‘ porque es la teta más gorda, pero puede tener un efecto mucho más grave en servicios mucho más modestos (y mucho más interesantes) que Google News. Por ejemplo, en la web española Menéame. Menéame es un agregador de noticias. Los usuarios pueden enviar a la web las noticias que le llaman la atención, y votar aquellas que le parecen más relevantes. Menéame puede dar a una noticia de un medio modesto una difusión que jamás alcanzaría por sí sola. Es una forma de evitar que determinadas versiones o puntos de vista queden silenciados por la uniformidad de los medios. Y no podría sobrevivir a la aplicación de un canon como el descrito.

Twitter o Facebook también funcionan como agregadores de noticias, y si bien Facebook puede permitirse aflojar la pasta, no lo tengo tan claro con Twitter. De hecho, dependiendo de cómo quede la redacción final de la ley, incluso los blogs personales podrían ser afectados si acostumbran a enlazar a otras webs de noticias.

No es el único aspecto preocupante de una reforma que demuestra un profundo desconocimiento sobre cómo funciona la Red (o todo lo contrario). Lo peor es que el gobierno de Rajoy parece dispuesto a cargarse un sector (el de Internet, que empieza a despegar en España) para salvarle el culo a otro, el de la prensa escrita, en caída libre por un cúmulo de circunstancias que abarca desde el cambio de hábitos de consumo de sus lectores hasta sus propios errores al interpretar el nuevo medio digital, por no hablar de su alineamiento con el poder económico… pero entre las cuales, a pesar de lo que diga ABC, nunca ha estado eso que llaman piratería. Me cuesta escribirlo sin descojonarme. De hecho los agregadores constituyen en sí una fuente de tráfico hacia sus ediciones digitales. Que no sean capaces de convertir ese tráfico en ingresos sólo indica hasta qué punto su modelo de negocio está fracasando. Y eso no lo salva ningún canon.

¿Puede la democracia sobrevivir sin una prensa independiente? Estoy de acuerdo en que no, pero no lo estoy en que eso justifique el rescate a los grandes diarios que quiere colarnos el gobierno… precisamente porque atenta contra la independencia de la prensa, porque premia a los sumisos y castiga a los críticos. Hoy la independencia (al menos la multiplicidad de puntos de vista) está en otro lado, precisamente el que se intenta silenciar.
Es otro clavo más en el ataúd de nuestra democracia.

El atractivo visual de bajarse una serie sobre Sinde en pelotas*

No sé si a vosotros os pasa pero a mí, cada vez que empieza una vacación de lo que sea me da la sensación de encontrarme en mi estado natural. De verdad, a mí que si me aplican el convenio pre-pecado-original y nos olvidamos de lo del sudor de la frente me hacen un favor. Que ya sé que no es la tendencia del mercado laboral, pero por pedir… Pero se ma va la olla. A lo que veníamos hoy es a hacer resumen de lo acontecido, que decían en los seriales antiguos.

Eye candy

En el mundo anglosajón y sus colonias (es decir…) llaman eye candy, que podríamos traducir como golosinas visuales, a cierto tipo de imágenes visualmente gustosas pero de poco alimento. Uno, que ha sido educado en el prejuicio contra lo retiniano, se empalaga pronto con las fotos de gatitos, los marcos incomparables y las explosiones de color frutal. Pero por desgracia la mayor parte de las imágenes que uno recibe vía mail o en las selecciones automáticas de algunos servicios de photo-sharing son en su mayoría eso: chucherías para los ojos. Hay que cribar muchas paletadas de sacarina para encontrar imágenes potentes y significativas en lugar de simplemente monas. Y aún entre esas hay muchas que buscan con tanto ahinco impactar tu ojo y tu alma que se pasan dos pueblos y acaban resultando vulgares de tan especiales que quieren ser.

Estos días he estado leyendo menos y mirando más, que me apetece de vez en cuando. ¿Dónde buscar? Desde luego no en el Explorar de Flickr, siempre alfombrado de gatitos, flores y chicas monas y recatadas. Por supuesto menos aún en Google Imágenes, aunque a veces aparecen gratísimas sorpresas. Lo más popular de YouTube tampoco suele ser semasiado estimulante. ¿Entonces?

La respuesta obvia es: en tu agredador. Ya lo usas para estar pendiente de noticias y para seguir tus blogs favoritos. Además pueden reproducir imágenes y video, así que también puedes agregar los feeds de las fuentes de imagen que más te interesen [Nota: si no usas un agregador mi consejo es que dejes lo que estás haciendo y te abras una cuenta en Google Reader, Netvibes, MyYahoo o el que prefieras]. Si optas por Google Reader échale un vistazo al modo Play, que muestra el contenido de tus suscripciones como pase de diapositivas.

En cuanto a las fuentes, todo depende del gusto de cada cual, pero ahí dejo unas sugerencias:

  • Flickr
    Una cosa es que no me gusten los resultados de su sección Explorar y otra muy distinta que no haya muy buen material en Flickr. Además cada usuario, grupo y tag tienen feed propio, así que es muy fácil suscribirse a lo que te apetezca. Lo mismo vale para YouTube, Blip.tv, Vimeo o DailyMotion en video.
  • FFFFound!
    Un servicio de imágenes compartidas orientado a diseñadores. A veces encuentras cosas interesantes y otras se nota que entre los diseñadores hay mucho adicto al eye candy
  • Visualize.us
    En pocas palabras, es como FFFFound! pero puede registrarse cualquiera (el otro es por invitación).
  • DVBlog
    Es el blog de Doron Golan, Brittany Shoot y Michael Szpakowski sobre videocreación. Como es lógico es una selección parcial, pero si coincides con sus gustos…
  • Big Picture
    Ya he mencionado aquí alguna vez esta sección del Boston Globe que se ha convertido en una referencia sobre fotoperiodismo.
  • EMBED
    Una iniciativa común de algunos grupos que saben mucho de nuevos formatos audiovisuales
  • Venuspluton
    Sobre videos musicales, ese espacio entre la publicidad y otras cosas que a veces produce verdaderas joyitas

Sinde, no te queda un finde

Al final dio igual. La Ley Sinde (da igual que no sea su nombre oficial, así es como va a quedar) se aprueba en el Congreso sin modificaciones. Aquella pantomima de reunión con los promotores del manifiesto era un síntoma claro. No han importado ni la reacción de la comunidad internauta ni las críticas de miembros de su propio partido. Ella tenía un problema y lo ha solucionado.

Hay quien dice que no llegará al BOE, que la ley no pasará el Senado. Pero mientras tanto, en nombre de los rentistas del mundo del espectáculo se ponen trabas a la cultura del procomún. Como si para salvar a los dinosaurios alguien hubiese tenido la brillante idea de castrar a los mamíferos.

Con esa excusa abren una puerta no sólo a la represión del P2P, sino a la censura sin intervención judicial. Si la ley completa su trámite bastará el dictamen de una oscura oficina del Ministerio de Cultura para cerrar una web en cuatro días.

El Gobierno paga sus deudas. A nuestras expensas.

No es lo más grave. La Ley Sinde forma parte de una serie de acciones que los gobiernos occidentales espoleados por Estados Unidos están emprendiendo contra las libertades en Internet.  Más información aquí:

Series

Yo nací por la época en la que la televisión se popularizó en España, así que de niño absorbí del ambiente mis buenas dosis de entusiasmo por la tele. Aún hoy creo que no es un medio necesariamente aliado con el demonio, y que es capaz de producir cosas buenas a pesar de sus alianzas con el lado más oscuro de la psique humana.

Como sé que me reclamarán ejemplos, diré que Los Soprano o The Wire no podrían darse sin la TV. Aunque también hay que añadir que sí pueden difundirse con mucho mayor aprovechamiento fuera del medio televisivo. Ciertas series sólo sobreviven en canales de pago o sometidas a un horario tan absurdo e irregular que habría que premiar en metálico la fidelidad de sus espectadores. Por otra parte, la Red y el intercambio P2P se han convertido en el modo ideal de ver estas obras. Lo diré en negrita para que quede más claro: el P2P ofrece mejor servicio que las televisiones. No sufres los caprichos de los programadores, la contraprogramación, los horarios insufribles, la mutilación publicitaria ni demás malas prácticas habituales en las cadenas de televisión. Que sigan empeñadas en perpetuar un modelo tan ineficaz en lugar de adaptarse a los nuevos medios de distribución es lo que proporciona tan buen clado de cultivo al intercambio entre usuarios.

Estos días, por consejo de Marcos y Loli, andamos viendo Carnivale, una serie que en España sólo se ha emitido en un  canal de pago. La serie, producida por HBO, quedó inconclusa al cancelarse la tercera temporada, pero aseguran que merece la pena aún dejando líneas argumantales sin concluir. A la altura del capítulo seis, yo diría lo mismo.

Por cierto, uno de los directores de Carnivale es Rodrigo García, que también dirigió buena parte de En terapia, una serie que me enganchó por completo el año pasado.

Nudismo obligatorio en la Playa Chica

Probablemente la polémica más ridícula de las surgidas en Tarifa en los últimos tiempos ha sido esta alrededor de la normativa de playas. Os pongo en antecedentes:

Tarifa tiene casi 40 kilómetros lineales de costa, la mayor parte playas. Algunas son calitas más o menos resguardadas, otras son larguísimas playas y en algunos puntos las dunas forman huecos a cobijo del viento y las miradas. Lo que no hay son playas alicatadas de toallas como en la Costa del Sol o Cádiz capital. En esas condiciones, hace muchos años que parte de los bañistas deciden (o no) prescindir del bañador.

Eso ha pasado siempre sin dar problemas. Y como no había dado problemas, no estaba legislado. El año pasado, por un error mecanográfico según parece, se coló una prohibición de desnudarse que este año se ha corregido. Es decir, que salvo el año pasado, y por error, nunca en la historia reciente ha estado prohibido bañarse o tomar el sol desnudo en la playa. Insisto, sin dar problemas: los usuarios de la playa, haciendo uso de su sentido común, se han organizado espontáneamente para no molestarse unos a otros, que no es tan complicado.

Y sin embargo, a raiz de la eliminación de esa prohibición nunca aplicada llevamos una semana oyendo y leyendo verdaderas barbaridades. Es llamativo cómo algunos tarifeños están dispuestos a tragarse lo que sea: que va a ser obligatorio desnudarse, que se quiere promocionar Tarifa como meca del nudismo, que se va a llenar la playa de pederastas… Increíble. Lo más curioso es que son precisamente quienes se rasgan las vestiduras quienes han dado al tema una relevancia que no tiene, quienes han conseguido que la prensa nacional se haga eco de la noticia y quienes pueden conseguir eso que tanto les preocupa: llamar la atención sobre nuestra ciudad como destino nudista.

De verdad, impresionante.

(*) Los títulos de los resúmenes semanales se forman por un proceso de escritura automática mediante acumulación de palabras clave. Si alguien esperaba otra cosa, se siente.