¿Tarifa, Smart City?

Hace un par de días el Ayuntamiento de Tarifa anunció la puesta en marcha de una aplicación para móvil llamada Participa Tarifa. Copio parte del comunicado:

Tarifa sigue situándose a la vanguardia de las nuevas tecnologías y da un paso más en la virtualización de sus servicios. De hecho, esta iniciativa ha sido valorada también como un segundo estadio dentro del proceso de digitalización de la administración pública.
“Tarifa se acerca cada vez más al concepto global de las llamadas Smart Cities y adopta así una iniciativa que demostradamente ha sido útil en poblaciones turísticas y ciudades con un número mayor de habitantes”, destacó Gil García.

Uno está acostumbrado ya a la retórica vendehumos, pero… ¿’a la vanguardia de las nuevas tecnologías’? ¿’Smart City‘? A ver, igual han estado trabajando en esto tenaz y discretamente durante meses y Tarifa ha dado un paso de gigante sin avisar. Esto había que verlo, así que me instalé la aplicación.

Continue reading

Antonio Lafuente. Risa y tecnología

Esta tarde las charlas en streaming han sido tres:

  • Presentación de GRFWiki, que combina Mediawiki y algunos plugins semánticos (Semantic Mediawiki y Semantic Forms) para organizar el proceso educativo en una asignatura del Graduado Multimedia de la UOC.
  • Interactivos? Sobre el proyecto de MediaLab Prado del mismo nombre, en el que los participantes envían propuestas de proyectos interactivos para desarrollar en grupos de trabajo
  • Risa y tecnología, de Antonio Lafuente.

A lo largo de los dos primero he estado navegando y recopilando enlaces relacionados. Colgaré una selección de ellos cuando acabe de consultarlos. De la tercera sí he tomado notas, y como ayer, las paso al wiki para completar más adelante.

Actualización: De la charla de Brian Lamb, que a priori me interesaba bastante, sólo he podido seguir algunos retazos porque llegó el Protagonista y hubo que dejarlo todo. Por suerte ha colgado en la web el guión de lo que ha venido a decir:  What works?

Feedly, un agregador mejor conectado

Cuando empecé a usar agregadores para mantenerme informado sobre los asuntos que me interesaban, y para facilitarme seguir el rastro a webs, proyectos o personas con las que quería mantener contacto, opté por los agregadores de escritorio en lugar de usar un agregador online. Fue un error que posiblemente estaba motivado por la percepción de que los datos ‘en mi disco duro’ eran más valiosos que los datos online. También tenía que ver con la dura experiencia de la navegación vía módem, las tarifas onduladas y las conexiones intermitentes. En ese contexto tener varias decenas de artículos guardados en mi ordenador me aseguraba bastantes horas de lectura sin tener que estar pendiente de horarios, tarifas o la fragilidad de la conexión.

Las consecuencias de ese error:

  • Una cantidad desproporcionada de datos ocupando espacio en mi disco duro
  • Sólo podía acceder a mis feeds desde mi ordenador. Entonces no era problema porque era casi el único que manejaba. Ahora uso frecuentemente hasta seis, así que me interesa tener acceso en cualquiera de ellos
  • No podía compartir los artículos de interés, ni hacer gran cosa con ellos. Si quería comentar algo sobre un artículo tenía que escribirlo en mi blog o enlazarlo a delicious… Tener los datos en mi equipo se había convertido en una impedimenta.

Por suerte aquellos tiempos son prehistoria, definitivamente 1.0, y hace años que pude corregir aquella equivocación y pasarme a los agregadores online. La combinación de Google Reader como lector principal y Netvibes como lector rápido (sólo le agrego los feeds que me interesa consultar a diario) ha sido muy útil y productiva. Google Reader permite compartir, marcar, etiquetar y comentar los artículos, funciones más que suficientes… hasta hace poco.

Con la popularización de Facebook, Twitter, Delicious, FriendFeed y otras redes sociales aparecieron nuevas necesidades. Por ejemplo, al acabar de leer un artículo puedo pensar que sería de interés para mis contactos de Facebook, pero no para los de Twitter. O para alguna lista de correo. En ese momento tengo que abrir una nueva ventana, quizá teclear una contraseña y pegar la URL del artículo en cuestión. Si lo pensamos no es ni un minuto de trabajo, pero ya sabéis que aquí la barrera psicológica está alrededor de los 8 segundos. Si creemos que nos va a tomar más de ese tiempo, habrá muchas cosas que no hagamos.

Bien, pues para facilitarnos esas microtareas está Feedly.

Feedly no es en realidad un agregador independiente, sino un plugin para Firefox que se integra con el propio Google Reader, extrae sus fuentes y nos ofrece la información de manera más ordenada y accesible. Todas las funcionalidades de GR están ahí, y encima añade la posibilidad de enviar los artículos que te interesen a una serie de servicios 2.0 (Delicious, Twitter, Facebook, FriendFeed) o por correo electrónico.

Por mi parte voy a darle una oportunidad, a ver qué tal anda.

Más sobre Feedly: