Feedly, un agregador mejor conectado

Cuando empecé a usar agregadores para mantenerme informado sobre los asuntos que me interesaban, y para facilitarme seguir el rastro a webs, proyectos o personas con las que quería mantener contacto, opté por los agregadores de escritorio en lugar de usar un agregador online. Fue un error que posiblemente estaba motivado por la percepción de que los datos ‘en mi disco duro’ eran más valiosos que los datos online. También tenía que ver con la dura experiencia de la navegación vía módem, las tarifas onduladas y las conexiones intermitentes. En ese contexto tener varias decenas de artículos guardados en mi ordenador me aseguraba bastantes horas de lectura sin tener que estar pendiente de horarios, tarifas o la fragilidad de la conexión.

Las consecuencias de ese error:

  • Una cantidad desproporcionada de datos ocupando espacio en mi disco duro
  • Sólo podía acceder a mis feeds desde mi ordenador. Entonces no era problema porque era casi el único que manejaba. Ahora uso frecuentemente hasta seis, así que me interesa tener acceso en cualquiera de ellos
  • No podía compartir los artículos de interés, ni hacer gran cosa con ellos. Si quería comentar algo sobre un artículo tenía que escribirlo en mi blog o enlazarlo a delicious… Tener los datos en mi equipo se había convertido en una impedimenta.

Por suerte aquellos tiempos son prehistoria, definitivamente 1.0, y hace años que pude corregir aquella equivocación y pasarme a los agregadores online. La combinación de Google Reader como lector principal y Netvibes como lector rápido (sólo le agrego los feeds que me interesa consultar a diario) ha sido muy útil y productiva. Google Reader permite compartir, marcar, etiquetar y comentar los artículos, funciones más que suficientes… hasta hace poco.

Con la popularización de Facebook, Twitter, Delicious, FriendFeed y otras redes sociales aparecieron nuevas necesidades. Por ejemplo, al acabar de leer un artículo puedo pensar que sería de interés para mis contactos de Facebook, pero no para los de Twitter. O para alguna lista de correo. En ese momento tengo que abrir una nueva ventana, quizá teclear una contraseña y pegar la URL del artículo en cuestión. Si lo pensamos no es ni un minuto de trabajo, pero ya sabéis que aquí la barrera psicológica está alrededor de los 8 segundos. Si creemos que nos va a tomar más de ese tiempo, habrá muchas cosas que no hagamos.

Bien, pues para facilitarnos esas microtareas está Feedly.

Feedly no es en realidad un agregador independiente, sino un plugin para Firefox que se integra con el propio Google Reader, extrae sus fuentes y nos ofrece la información de manera más ordenada y accesible. Todas las funcionalidades de GR están ahí, y encima añade la posibilidad de enviar los artículos que te interesen a una serie de servicios 2.0 (Delicious, Twitter, Facebook, FriendFeed) o por correo electrónico.

Por mi parte voy a darle una oportunidad, a ver qué tal anda.

Más sobre Feedly:

Aplicaciones web en tu escritorio. Adobe Air.

Si usas aplicaciones Java o si tienes widgets en tu escritorio esto no te sonará a chino. Con la tendencia, cada vez más consolidada, de considerar Internet una extensión de tu ordenador se van sumando las plataformas o entornos de ejecución (runtime environment las llaman los que van demasiado deprisa para detenerse a traducir). La cosa consiste en poner en marcha una máquina virtual que funciona como un sistema operativo superpuesto al de tu aparato. La ventaja evidente está en que un programador puede diseñar su aplicación para estos entornos con la tranquilidad de que funcionará igualmente en Windows, Mac o Linux. Otra ventaja aún más importante es que se basan en tecnologías web, de manera que tu escritorio y tus aplicaciones online favoritas se ajustan como un guante. Incluso pueden ser el mismo programa, corriendo indistintamente en la Red o en tu PC.

Un ejemplo: si usas Google Docs para editar y gestionar tus documentos de texto, hojas de cálculo y bases de datos, puedes usar el entorno Google Gears para editarlos en tu escritorio cuando no dispongas de conexión.

Hasta la fecha, Java Runtime Environment ha sido el más popular. Pero Silverlight, Google Gears o Adobe Air se están haciendo hueco. Además el usuario no necesita elegir entre uno u otro, sino que puede instalar varios de estos entornos sin problemas.

Adobe Air

Últimamente algunas aplicaciones creadas para Air me están resultando bastante útiles o por lo menos entretenidas. Comento algunas de ellas por si os sirven de algo. Me parece que no va a ser la última vez.

  • Twhirl. Si eres usuario de Twitter y por la razón que sea (quién soy yo para meterme en tu vida) tienes varias cuentas diferentes, Twhirl te permite seguirlas y actualizarlas desde un solo gestor de escritorio. Dispones de todas las funciones disponibles en la web en un programita cómodo de usar y bastante ligero.
  • Blog Remix. A ver. Blog Remix es como que te devuelvan la FM, ese invento que fue maravilloso en los 80 y ahora es puro rancho cuartelero para los oídos. La idea es en realidad simple: un lector de feeds y un buen listado de blogs musicales. El programa extrae los archivos de audio y los reproduce uno tras otro. Además puedes hacerte tu propia playlist arrastrando y soltando. Sobre por qué me entusiasma esto y no termino de encontrarme a gusto con LastFM, Seeqpod y demás netradios automatizadas ya escribiré algo.
  • Destroy Flickr. Papel y lápiz. Anota todo lo que no te gusta de Flickr: navegar entre las fotos puede ser caótico, el fondo blanco, lo poco visual que resulta… Destroy Flickr te permite eliminar algunos elementos de esa lista. Si además no fuese tan rácano a la hora de devolverle a Flickr sus enlaces, sería aún mejor.